Vender en internet: primeros pasos

Cada vez son más y más las empresas y los particulares que se dan cuenta de la importancia de tener presencia en internet. Esta presencia se puede basar en algo tan sencillo como tener un blog personal o algo más complejo como puede ser una web corporativa en la que se implemente una pasarela de venta en la que se ofrezcan diferentes productos o servicios.

Cada vez son más y más las empresas y los particulares que se dan cuenta de la importancia de tener presencia en internet. Esta presencia se puede basar en algo tan sencillo como tener un blog personal o algo más complejo como puede ser una web corporativa en la que se implemente una pasarela de venta en la que se ofrezcan diferentes productos o servicios.

 

No tenemos que engañarnos, la elección de vender en internet supone un flujo de ingresos muy elevado si se realiza de la forma adecuada. Por poner un ejemplo solo debes echar un vistazo a lo que hacen las grandes compañías para ver que si lo hacen será porque es beneficioso y nosotros también podemos hacerlo a pequeña escala con toda una serie de recursos que tenemos a nuestro alcance.

Si partimos de cero y deseas introducirte en el mundo del comercio electrónico o ecommerce lo primero que deberás hacer será buscar un producto o un área en el que centrar tus esfuerzos. Es lo que se conoce como el nicho de mercado. Una vez tengas localizado tu nicho de mercado tendrás localizados todos los productos que podrás comerciar. Esto se realiza de esta forma ya que aunque a mayor número de artículos que se pongan en venta, los ingresos vendrán por la especialización. Con la especialización lograremos uno de los objetivos principales del SEO, obtener el mayor peso posible frente a nuestra competencia para aparecer en los primeros resultados de los buscadores en línea.

Veamos un sencillo ejemplo, si nos lanzamos a la venta de productos tan dispares como ropa, complementos, herramientas de trabajo y bisutería no tendremos el mismo impacto si solo centramos nuestra tienda en antenas parabólicas y todo lo que esté relacionado con dicho producto.

Una vez tengamos delimitado nuestro nicho de mercado y por tanto los productos podremos pasar a la siguiente fase: la elección del nombre de nuestra tienda y, por tanto, del dominio. Una vez realizada la elección y comprobado que se puede comprar deberemos contratar un servicio de hosting.

Acto seguido ya podremos empezar a armar nuestra tienda. Si no tenemos ni idea sobre como se hace puedes ponerte en contacto con nosotros ya que te solventaremos todas las dudas que poseas. Además, ofrecemos toda una serie de videos explicativos que podrás reproducir todas las veces que sean necesarias para que puedas configurar tu tienda y tus productos de la forma que más te agrade.

Al tener lista la web y la tienda lo que deberemos hacer será realizar todos los trámites necesarios en la Administración local (seguros, registro comercial, etc.). Aunque mucha gente considere que no se debe realizar está en un error ya que deberemos gravar un impuesto a los productos que vendamos por internet.

Cuando ya tengamos todos los aspectos legales cubiertos ya podremos centrarnos en la obtención de tráfico entrante a nuestra tienda. Muchas de los negocios en línea fallan precisamente en este aspecto y es que no obtienen el suficiente tráfico como para que las visitas se conviertan en ventas. Dicho de otra forma, si nadie visita nuestra tienda es imposible que vendamos y, por tanto, estaremos perdiendo dinero. Este es el motivo por el que es importante contratar un servicio de tienda online en un proveedor de servicios de confianza ya que implementará todo el trabajo de SEO necesario para que ya se empiecen a recibir visitas desde el instante en que la tienda esté operativa. Pero, no todo es optimizar el SEO de la tienda, también se debe generar contenido original e interesante y compartirlo en las redes sociales para que la gente sepa que tenemos una tienda y compre nuestros productos.

El boca a boca siempre ha sido la mejor propaganda por lo que trata de cuidar a todos y cada uno de tus clientes y en pocos meses verás como tus cifras de ventas aumentan. El éxito para vender online lo conoce todo el mundo pero muy pocos lo ponen en práctica ya que les falla alguno de los elementos: calidad, especialización, ser un referente.

Si ya cuentas con todo lo descrito anteriormente, ya tienes los productos para poner a la venta, tu propia página web, tienes cubiertos los aspectos legales, entonces lánzate a la venta online y ponte en contacto con nosotros. En Lievanosan te aconsejaremos sobre el mejor producto que se adapte a tus necesidades pues para nosotros cada cliente es único.

1 comentario en “Vender en internet: primeros pasos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.